Más de 300 piezas se han reunido en París para traer de vuelta a Arthur Rimbaud, uno de los poetas más importantes de la historia, a pesar de que apenas se conserva un centenar de páginas de su obra. Bajo el nombre Rimbaudmanía. La eternidad de un icono, la muestra que se expone en La Galerie des Bibliothèques, disecciona el impacto del poeta maldito en la cultura moderna sin discriminar entre la alta y baja cultura.

A través de las piezas, la muestra parte de varios y muy preciados manuscritos del autor, como la carta conocida como la del vidente, dirigida a Paul Demeny o el del poemas vocales.   Estos manuscritos han sido ilustrados, en ediciones especiales, por Joan Miró, Fernand Léger o Sonia Delaunay. Las ilustraciones también serán expuestos junto a retratos del artista firmados por Pablo Picasso o Jean Cocteau. Una inmejorable oportunidad de recuperar la vida y obra de Rimbaud.

Vía El País.

  • Share/Bookmark